Trabajo analiza en La Palma cómo optimizar los sistemas de investigación de accidentes laborales



Trabajo analiza en La Palma cómo optimizar los sistemas de investigación de accidentes laborales

El director general de Trabajo asegura que “una investigación rigurosa de los accidentes laborales facilita adoptar las medidas preventivas adecuadas para que no se vuelva a repetir”.

Profesionales de los servicios de prevención y representantes sindicales y de las asociaciones empresariales de la isla de La Palma han participado hoy martes en las jornadas sobre la optimización de registros en sistema Delta e investigación de accidentes de trabajo organizada por el Instituto Canario de Seguridad Laboral (ICASEL) en colaboración con la Mutua Universal y la participación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, el Colegio Oficial de Graduados Sociales y Quirón Prevención. El director general de Trabajo, José Miguel González, destacó que por primera vez se inaugura en La Palma la actividad formativa anual prevista por el ICASEL y aseguró que “una investigación rigurosa de los accidentes laborales facilita adoptar las medidas preventivas adecuadas para que no se vuelva a repetir”.

“Cada vez que se produce un accidente de trabajo -dijo- significa que hay una persona que ha sufrido perdida de su salud pero también que se ha producido un fallo en el sistema”. “Es obligatorio que la empresa tenga un procedimiento para investigarlo y que esa investigación sea rigurosa pues ello permitirá que se puedan adoptar las medidas preventivas adecuadas para que no se vuelva a repetir”, manifestó.

González explicó que desde el año 2002 se inició la tramitación de los accidentes de trabajo mediante el Sistema de Declaración Electrónica de Accidentes de Trabajo (Delt@) que posibilita la transmisión por procedimiento electrónico de los nuevos modelos para la notificación de accidentes de trabajo.

Como detalló “este sistema de declaración nos permite tener una información de gran importancia, no solo para obtener datos estadísticos sobre la situación de la accidentalidad laboral en nuestra Comunidad Autónoma, sino también establecer prioridades de actuación en función de los datos, de ahí la importancia de la correcta cumplimentación de los partes de accidentes de trabajo”.

La jornada técnica celebrada hoy en La Palma pretende abrir un debate sobre cómo las variables que influyen en los registros de siniestralidad pueden favorecer la posterior investigación de accidentes; analizar la optimización de los registros de la siniestralidad laboral a través del sistema DELTA; conocer las dificultades que han de solventar los gestores laborales en los registros de siniestralidad y valorar la importancia de un buen registro de siniestralidad para la posterior gestión de la investigación.

González explicó que en el último trimestre del año el índice de incidencia de la siniestralidad, es decir el número de accidentes respecto a la población trabajadora, ha descendido en un 4,12% y argumentó que “este descenso, en un contexto de crecimiento económico e incremento de la población trabajadora como el actual, tiene más valor aún ya que invierte una tendencia que se repetía hasta la fecha, tanto en el Estado como en las Islas, y que suponía que cuando el PIB crecía, la siniestralidad aumentaba y que cuando el PIB se estancaba o incluso decrecía, la siniestralidad disminuía”.

Descienden los accidentes graves en La Palma. En el año 2017 se produjeron en Canarias 23.849 accidentes de trabajo con baja en jornada de trabajo, de los cuales 23.679 fueron leves, 155 graves y 15 mortales. En la isla de La Palma en ese mismo periodo se produjeron 885 accidentes, de los que 880 fueron leves, 4 graves y 1 mortal. Con respecto al año anterior se han registraron 96 accidentes leves más, pero descendieron los graves, 5 menos y se produjo un accidente mortal al igual que año anterior.