El Grupo Municipal Socialista denuncia que el PP pretende aparecer ahora como defensor de los trabajadores municipales, cuando llegó a plantear un ERE estando en el gobierno



El Grupo Municipal Socialista denuncia que el PP pretende aparecer ahora como defensor de los trabajadores municipales, cuando llegó a plantear un ERE estando en el gobierno

El Grupo Municipal Socialista en Santa Cruz de La Palma denuncia que el auténtico “engaño” a los trabajadores del Ayuntamiento es obra del Partido Popular, que pretende aparecer ahora como defensor de los empleados públicos, cuando lo cierto es que estando en el gobierno municipal llegó a plantear un ERE para la eliminación de decenas de puestos de trabajo, algo que si no pudo hacer fue porque el PSOE se opuso tajantemente.

Sorprende el descaro del que hace gala el líder de la oposición, Juan José Cabrera Guelmes, acusando al grupo de gobierno de engañar a los trabajadores municipales. Lo dice el representante del partido que quiso echar a la calle a decenas de personas. El PSOE ha hecho todos los esfuerzos necesarios para mantener todos y cada uno de los puestos de la plantilla, garantizando puntualmente las retribuciones económicas y el pago de las nóminas en tiempo y forma. El líder del PP sugiere el relevo de Julio Felipe al frente de la concejalía de personal: es su manera de hacer política.

Lo cierto es que el PP trata de confundir a la opinión pública mezclando deliberadamente los casos del personal funcionario con los del comité de empresa y tratando de dinamitar los esfuerzos del Grupo de Gobierno de acercar posiciones con los trabajadores y desatascar una negociación muy complicada para la elaboración de la RPT. Es una pena que no contemos con el método de Juan José Cabrera para aprobar el Plan General de Ordenación en los años que estuvo al frente de la concejalía de Urbanismo.

No sabemos a qué “crispación” hace referencia el portavoz del PP. Las relaciones laborales en el Ayuntamiento son las normales en las administraciones públicas, ni peores ni mejores. Tal vez se refiera a la crispación dentro de su propio grupo político. Como se sabe, ningún grupo municipal del PP ha salido indemne del liderazgo de Juan José Cabrera: todos han acabado como el rosario de la aurora.

Desde el grupo socialista comprendemos el nerviosismo que cunde en las filas del PP en la capital. Su partido está ya inmerso en plena campaña de cara a las próximas elecciones. Sabemos que necesitan material para preparar su revista electoral a todo color. Pero les sugerimos que se lo tomen con calma, todavía falta un año para los comicios municipales y los ciudadanos están a cosas que realmente importan.

Entendemos que los miembros del PP en el Ayuntamiento están haciendo méritos para posicionarse en las listas electorales, pero esto no puede hacerse a base de faltar a la verdad. Como por ejemplo cuando la concejal Marta Poggio pide la firma de un convenio con el Cabildo para la estación de guaguas; ella sabe perfectamente, y así se trató en Junta de Portavoces, que después de tantos años ya está garantizada la financiación de las próximas anualidades para este proyecto tan importante para Santa Cruz de La Palma; y lo está con cargo al FDCAN, precisamente gracias a un convenio entre el Gobierno de Canarias, Cabildo de La Palma y el Ayuntamiento. Y el Grupo de Gobierno sigue trabajando para buscar vías adicionales de financiación.

El PP está en su derecho, es más, tiene el deber de hacer oposición. El PSOE apoyará las ideas que supongan mejoras para la ciudad aunque vengan de otros partidos; aceptará las críticas, sean constructivas o no; pero lo que no podemos aceptar es que se mienta a los ciudadanos.