Una gran pintura mural celebra la elección de Santa Cruz de La Palma como sede provincial del Día Mundial del Donante de Sangre



Una gran pintura mural celebra la elección de Santa Cruz de La Palma como sede provincial del Día Mundial del Donante de Sangre

La creación de José Ignacio San Luis y José Manuel Hernández se ubica en un antiguo estanque en la calle El Pilar.

Santa Cruz de La Palma cuenta desde este miércoles con un mural urbano de gran formato que conmemora la designación de la ciudad como sede provincial del Día Mundial del Donante de Sangre 2018.

Ubicada en la pared de un antiguo estanque en desuso de la calle El Pilar, la obra ha sido presentada por el alcalde de Santa Cruz de La Palma, Sergio Matos, el concejal de Sanidad y Movimiento Vecinal, Juan José Neris, el presidente del Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH), Christian Méndez, la responsable de promoción, comunicación y marketing del Instituto, Elsa Brito, y los diseñadores palmeros José Ignacio San Luis y José Manuel Hernández, autores de la pintura mural.

Para Sergio Matos “se trata de una intervención que contribuye a dar visibilidad a la campaña que impulsamos en colaboración con el ICHH para concienciar a la ciudadanía sobre la falta de donaciones y la necesidad de solidarizarnos con esta problemática; y lo hacemos a través de una intervención artística que favorece el embellecimiento urbano de una zona muy transitada, como es el acceso al barrio de El Pilar”.

Por su parte, Christian Méndez señala que este mural “es otro de los pasos que ha querido tomar el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma de cara a concienciar a la ciudadanía” y espera “que sirva para recordar a todos la importancia que tiene la donación de sangre, que es una necesidad constante, al tiempo que cumplimos con la labor de hacer más bonito el paisaje con un mural llamativo y bastante vistoso”.

La nueva obra ocupa unas dimensiones de cinco metros de alto por ocho de ancho y su motivo central es un corazón formado por diferentes figuras humanas que a su vez portan corazones aludiendo al gesto de amor implícito en la donación de sangre. Las figuras representadas, pretenden identificar a un amplio espectro de la sociedad y dentro del corazón están representados todos los grupos sanguíneos.

El mural se enmarca dentro del proyecto de rehabilitación de espacios urbanos a través del arte Santa Cruz, Capital del Color, una iniciativa de la concejalía de Movimiento Vecinal que busca el embellecimiento de zonas deterioradas o en desuso de la ciudad mediante intervenciones encargadas a distintos artistas y colectivos. La intervención fomenta el tránsito peatonal y la visita de quienes quieran contemplar las obras artísticas.