El PP plantea una salida para los quioscos abandonados en la ciudad, que dan mala imagen y son un peligro



El PP plantea una salida para los quioscos abandonados en la ciudad, que dan mala imagen y son un peligro
El PP plantea una salida para los quioscos abandonados en la ciudad, que dan mala imagen y son un peligro

Gonzalo Pérez considera necesario acondicionarlos o proceder a su retirada, con el apoyo jurídico oportuno.

El Partido Popular en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, a través del concejal Gonzalo Pérez, plantea al Grupo de Gobierno (CC-PSOE) aunar esfuerzos al objeto de encontrar una salida para los quioscos que se encuentran en la ciudad y que llevan muchísimos años abandonados, ya sea acondicionándolos o procediendo a su retirada.

A propósito, el PP destaca la presencia del quiosco ubicado en la subida del Pilar, cerca del IES Luis Cobiella. “Antaño fue gestionado por Dora, que vendía desde bocadillos hasta golosinas o refrescos, y era un lugar al que muchos en algún momento acudíamos”, recuerda Gonzalo Pérez. Sin embargo, su estado actual “no es solo una mala imagen para la ciudad sino también un peligro para los viandantes por una falta evidente de mantenimiento”, por lo que “se debería buscar asesoramiento jurídico si fuese necesario para buscar una salida satisfactoria”.

Los populares también hacen referencia al quiosco situado en la Avenida de los Indianos, “que llevó en su día Manolo y cuyo estado actual es de abandono absoluto”, señala el edil del PP, que entiende que el ayuntamiento “debería mantener una reunión con la Autoridad Portuaria para plantear, con las indicaciones técnicas oportunas, que sea demolido o, si se estima conveniente, recuperado”. “Es evidente que con su imagen actual no debería estar en la entrada sur al casco histórico”, sentencia.

Gonzalo Pérez, que aclara que no está, ni mucho menos, responsabilizando al grupo de gobierno de la situación en la que se encuentran los quioscos sino que, al contrario, “planteamos esta propuesta para colaborar conjuntamente todos en busca de un mismo objetivo”, es consciente de que “la situación jurídica de ambos quioscos es compleja” pero no es menos cierto que “en algún momento debemos tomar cartas en el asunto para encontrar una solución”, una tarea “a la que nos sumamos para colaborar”.

El concejal popular expone además que “aunque no se trata de una instalación abandonada”, también se debería estudiar “el estado en el que se encuentra el quiosco ubicado junto al parque infantil de la zona del césped”, que también lleva un tiempo considerable cerrado.

A propósito, el PP plantea la posibilidad de analizar técnicamente la concesión de este negocio para comprobar si hay opciones de “obligar a que esté abierto o, por el contrario, que el ayuntamiento recupere los derechos y pueda sacarlo a concurso”.

Y es que “los quioscos también pueden generar empleo y actividad económica; ser, al fin y al cabo, una renta para aquellas familias que deseen gestionarlos”, una realidad “que en estos momentos no se está produciendo”, apunta el Partido Popular.