La accidentada noche de Reyes de 1990



La accidentada noche de Reyes de 1990
La accidentada noche de Reyes de 1990

La noche de Reyes de 1990, bajo la mirada atónita de unos pocos vecinos, un incendio comenzaba a devorar la antigua casa Massieu Van Dale y Monteverde en la Calle Real de Santa Cruz de La Palma.

Pasadas las 12:30 de la noche y por causas desconocidas, la dulcería La Alaska comenzó a arder provocando uno de los incendios más notables que se recuerdan en la ciudad desde que en 1770 se incendiaron 14 viviendas en la misma zona.

Presas del pánico, las campanas de la iglesia de El Salvador comenzaban a dar la voz de alarma despertando a la ciudad de su noche mágica.

Poco se podía hacer con los pocos medios con los que se contaba por entonces ya que La Palma solo disponía del Parque de Bomberos del aeropuerto de Mazo quienes tras más de cuatro horas disparando espuma consiguieron sofocar las llamas que en algunos casos eran visibles desde otros municipios cercanos.

Momentos del incendio.

La casa Yanes como era conocida, hacía pocos años que había sido rehabilitada y contaba con una red interior contraincendios, asunto que ayudó bastante en su extinción.

La vivienda contaba por entonces con cuatro empresas en su interior, La Imprenta Perdigón, la oficina técnica del Ayuntamiento, el estudio Fotográfico Bethencourt y la dulcería La Alaska.

Las causas fueron desconocidas, unos dicen que fue un cortocircuito, otros que comenzó en la cocina, una bombona, pero cierto es que gracias a su sólida construcción, el fuego no pasó a las casas colindantes.

Las llamas sobresalen por encima del edificio y son visibles desde otros municipios.
La casa tras el incendio antes de su restauración actual.

A raíz de este hecho, el entonces Alcalde de Santa Cruz de La Palma Don Antonio Sanjuan, bajo pleno del Ayuntamiento aprueba la creación del primer Parque de Bomberos de La Palma (exterior a AENA) que tuvo su primera ubicación en la zona de Las Explanadas pasando en 1995 a ser inaugurado el Parque de Breña Alta.

Estado actual de la casa, tras su última restauración.

En la actualidad, la vivienda pertenece a Bankia siendo totalmente reformada por la entidad Caja Canarias.

Autor: Fernando Rguez. Sanchez (Palmeros en el Mundo)
Fotografías cortesía Historia de La Palma y Germán Pérez Hernández.