El Cabildo revisará el buen funcionamiento de los sistemas comarcales de saneamiento y depuración de Las Breñas - Mazo y El Paso - Los Llanos de Aridane



El Cabildo revisará el buen funcionamiento de los sistemas comarcales de saneamiento y depuración de Las Breñas - Mazo y El Paso -  Los Llanos de Aridane
El Cabildo revisará el buen funcionamiento de los sistemas comarcales de saneamiento y depuración de Las Breñas - Mazo y El Paso -  Los Llanos de Aridane

Este trabajo se incluye en el diagnóstico que se está realizando del saneamiento, depuración, regeneración y reutilización en toda la Isla

El Cabildo de La Palma, a través del Consejo Insular de Aguas, ha iniciado los trámites para contratar la realización de una auditoría que permita revisar el funcionamiento y mantenimiento a los sistemas comarcales de saneamiento y depuración de Las Breñas - Mazo y El Paso - Los Llanos de Aridane por un importe de 7.710 euros y con un plazo de entrega de tres meses.

El consejero de Aguas, Toño Riverol, indica que este expediente se encuentra incluido dentro de los trabajos de diagnóstico y propuesta de saneamiento, depuración, regeneración y reutilización que han puesto en marcha para toda la Isla.

“Mediante este contrato de servicios vamos a analizar el funcionamiento del sistema de saneamiento urbano de los diferentes municipios, y en este caso de Breñas - Mazo y El Paso - Los Llanos de Aridane, para definir las necesidades presentes y futuras de cada uno de ellos y priorizar las actuaciones necesarias en materia de depuración, saneamiento, eficiencia, ahorro y reutilización”, añade Riverol.
Las actuaciones contempladas en el contrato de servicios para analizar el estado del saneamiento en La Palma se desarrollarán en dos fases. La primera de ellas incluye el análisis de la documentación existente; el trabajo de campo; la elaboración de nueva información gráfica y alfanumérica que defina la situación actual en base al trabajo de campo realizado; la revisión de aglomeraciones urbanas de más de 2.000 habitantes equivalentes y definición de las pequeñas, de menos de 2.000 habitantes equivalentes, así como el análisis de la situación actual de las infraestructuras de cada municipio, comarca o aglomeración.

Partiendo de toda esa información, la segunda fase consistirá en el análisis de la situación prevista, la propuesta de actuaciones futuras, la valoración económica y la priorización de las soluciones propuestas y la elaboración de las fichas del proyecto.

Toño Riverol explica que desde el Cabildo Insular han optado por un solo contrato que no permita la realización independiente de cada una de sus partes para dotar de coherencia a todo el proyecto y conseguir que sea continuista, facilitando su correcta ejecución desde el punto de vista técnico y una adecuada supervisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario