La consejera de Promoción Económica impulsa nuevas políticas y un plan de saneamiento y refinanciación para la empresa pública Sodepal



La consejera de Promoción Económica impulsa nuevas políticas y un plan de saneamiento y refinanciación para la empresa pública Sodepal
La consejera de Promoción Económica impulsa nuevas políticas y un plan de saneamiento y refinanciación para la empresa pública Sodepal

Raquel Díaz ha explicado al Consejo de Administración que al asumir su nueva responsabilidad se ha encontrado con que la sociedad pública está en una situación crítica, con un déficit de casi 1,4 millones de euros

La consejera de Promoción Económica del Cabildo de La Palma, Raquel Díaz, ha anunciado hoy nuevas políticas y la elaboración de un plan de refinanciación para la Sociedad para el Desarrollo y Promoción de La Palma, Sodepal, toda vez que en su nuevo cargo de responsabilidad en esta empresa pública, se ha encontrado con que Sodepal cerró las cuentas de 2018 con pérdidas superiores al medio millón de euros y que la previsión del cierre de cuentas para el presente 2019 arroja un saldo negativo aún mayor al registrado el año pasado. Además el déficit a 31 de agosto de este año, incluyendo las deudas financieras, ronda los 1,4 millones de euros, lo que supone que la sociedad pública se encuentra en una situación crítica.

Para afrontar esta situación, además del plan de refinanciación para Sodepal, Díaz ha anunciado nueva políticas que pasan por un modelo de gestión más eficiente y racional del gasto, cumpliendo con las reglas de control y equilibrio que la Ley exige. Y no sólo en la gestión financiera sino también en la contratación. Además ha adelantado que se realizarán nuevos procedimientos y formación del personal para su manejo.

“La situación que nos hemos encontrado en Sodepal es crítica y supone un drama para muchas pequeñas y medianas empresas, agricultores, proveedores y colectivos que tienen contratos de prestación de servicios y suministros con Sodepal. Empresas a las que se deben cientos de facturas y para las que la deficiente gestión financiera de acciones o proyectos ha generado un nivel de endeudamiento considerable con el consecuente riesgo que ello supone para la continuidad de sus negocios o el mantenimiento de los puestos de trabajo que de ellos depende. Por no hablar del riesgo de estancamiento o quiebra para aquellas micropymes que no tienen capacidad ni estructura para aguantar este tipo de situaciones”, ha asegurado Raquel Díaz hoy tras el Consejo de Administración de Sodepal.

La consejera, ha asegurado que “mi deber y responsabilidad como nueva responsable en el cargo, es pedir disculpas públicamente a todos los afectados y, de la misma manera, trasladarles un mensaje de serenidad y las garantías de que estamos haciendo lo posible para que puedan cobrar cuanto antes sus facturas”.

Raquel Díaz se ha mostrado crítica con el hecho de que “como consecuencia de la gestión financiera que se ha llevado a cabo en Sodepal, no sólo se ha condicionado a las referidas empresas sino que además se ha lastrado a la sociedad pública a la hora de materializar proyectos, contando con empresas que para nosotros son imprescindibles para hacer realidad eventos deportivos o de cualquier otra naturaleza”.

Nuevas políticas

En cuanto a las nuevas políticas que regirán la gestión de Sodepal, la consejera ha asegurado que “esfuerzo, humildad y muchísimo trabajo, que es lo que vamos a aplicar para desarrollar las medidas correctoras que es necesario aplicar para remontar una situación como ésta” que recordó “ni es nueva ni es la primera vez que ocurre, ya que nuestro presidente Mariano H. Zapata se enfrentó a una situación similar hace apenas unos años”.

“Esta es una legislatura de cambio, el que La Palma y la sociedad nos reclama y que nos comprometemos a ofrecer desde la transparencia, la cercanía, el diálogo continuo, la constancia y la responsabilidad”, señala Díaz.

Déficit de 1,4 millones

La consejera ha llevado hoy al Consejo de Administración la situación encontrada en el mes de agosto en Sodepal, con las cuentas de 2018 pendientes de aprobación con un déficit superior al millón de euros, contabilizando importes de dudoso cobro, sin que esto implique renunciar a ello, así como los ingresos y gastos de Transvulcania diferidos. Además y con la intención de valorar la situación real, se hizo un cierre parcial de cuentas que arrojaba que a 31 de agosto existía un déficit global, incluida la deuda con entidades financieras, cercano al 1,4 millones de euros.

Raquel Díaz concluyó reiterando que varios proyectos de Sodepal han generado pérdidas en 2019 que en su conjunto superan ya los 650.000 euros y que, unidas a los gastos generales de la sociedad, “constituyen los principales frentes a abordar a la hora de tomar medidas de saneamiento financiero. Y en ello estamos trabajando de lleno porque las empresas, colectivos y entidades afectadas por esta situación están al límite y afrontando pagos a proveedores, trabajadores, impuestos, bancos o sus propios gastos personales y familiares”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario