Breña Baja, Santa Cruz de La Palma, Mazo y Breña Alta acuerdan suspender la Fiesta de la Cruz de Mayo



Breña Baja, Santa Cruz de La Palma, Mazo y Breña Alta acuerdan suspender la Fiesta de la Cruz de Mayo
Breña Baja, Santa Cruz de La Palma, Mazo y Breña Alta acuerdan suspender la Fiesta de la Cruz de Mayo

Los ayuntamientos de Breña Baja, Santa Cruz de La Palma, Mazo y Breña Alta, han acordado esta mañana suspender la celebración de la Fiesta de la Cruz del próximo 3 de mayo, con motivo de la crisis sanitaria derivada de la propagación del coronavirus.

Tras conversaciones mantenidas durante las últimas jornadas por los alcaldes y concejales responsables de las áreas afectadas de los cuatro municipios, se ha tomado la determinación conjunta acerca de la conveniencia de la suspensión.

Pese a que la celebración de la Fiesta de la Cruz se ubica fuera del plazo afectado por el Estado de Alarma decretado por el Gobierno de España, que finalizar el próximo 11 de abril, los responsables municipales consideran que no se dan las circunstancias para preparar las cruces en condiciones óptimas. Cabe recordar que la presentación de las inscripciones para participar en la Fiesta finalizaban el día 15 de abril, trámite que desde ahora queda sin efecto alguno.

Aplazamiento Ruta de la Tapa

La decisión tomada por las cuatro administraciones locales afecta, por el momento, solo al Certamen de Cruces, organizado de forma conjunta. Distinto es el caso de la principal actividad complementaria que tienen lugar el día 3 de mayo, la Ruta de la Tapa, que de acuerdo con la Cámara de Comercio y establecimientos que participarán será aplazada y se estudia una nueva fecha.

Las valoraciones y decisiones respecto a eventos propios de cada municipio corresponderán de forma autónoma a cada Ayuntamiento, atendiendo a la evolución de la crisis sanitaria en la Isla, y será comunicada a la ciudadanía oportunamente.

La decisión adoptada pone por delante criterios de salud pública. No obstante, , los representantes municipales son conscientes de que implica un revés para los municipios en los que esta tradición se vive con arraigo, para vecinos y vecinas que participan y perciben la celebración como una expresión de su propia identidad, así como para el tejido empresarial local.

Las administraciones locales trabajarán para idear escenarios de dinamización económica que permitan al pequeño comercio municipal recuperar las oportunidades que están perdiendo en estos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario