El Colegio de Fisioterapeutas recomienda pautas durante la cuarentena a los afectados de Parkinson



El Colegio de Fisioterapeutas recomienda pautas durante la cuarentena a los afectados de Parkinson
El Colegio de Fisioterapeutas recomienda pautas durante la cuarentena a los afectados de Parkinson

En Canarias puede haber más de 8.000 pacientes de esta enfermedad de origen neurológico que no tiene cura y requiere tratamiento continuado para mejorar la calidad de vida de las personas que lo padecen

El Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Canarias, con motivo de la celebración del Día Mundial del Parkinson, mañana sábado, 11 de abril, quiere sumarse a la campaña solicitando para los afectados una mayor investigación, un diagnóstico temprano, así como un adecuado tratamiento multidisciplinar para los pacientes que integre la fisioterapia en cada fase de la enfermedad.


El Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuentemente diagnosticada. Su prevalencia es similar en hombres y mujeres, entre 200 a 400 casos cada 100.000 habitantes, lo que en Canarias se traduce en una horquilla que oscila de los 4.250 a los 8.500 pacientes. El 70% de los afectados tiene más de 65 años, aunque estudios recientes reflejan que un 20% de los pacientes con esta patología tiene menos de 50 años, e incluso puede llegar a aparecer en la adolescencia e infancia.

El diagnóstico del Parkinson es tardío en bastantes de los casos ya que, en los comienzos, apenas hay síntomas físicos y cuando estos se evidencian la mayoría de las veces se ha perdido ya más de un 60% de las neuronas que se encargan de las vías dopaminérgicas.

La Fisioterapia no da resultados inmediatos. Es una carrera de fondo y se debe adaptar a cada fase de la enfermedad. La labor multidisciplinar y una buena comunicación entre los distintos profesionales (médicos, logopedas, terapeutas, fisioterapeutas, psicólogos…) en colaboración con familiares y cuidadores, mitiga en gran medida las consecuencias de la patología.

El ejercicio terapéutico, la educación para la salud y otros tratamientos propios de la disciplina hacen que la fisioterapia ayude al paciente a tener una mayor autonomía, un mejor control postural y una mayor estabilidad intentando mantener, en la medida de lo posible, las capacidades físicas y motoras.

En este periodo de confinamiento es especialmente importante luchar contra el reposo y el sedentarismo, los peores enemigos de los afectados de Parkinson. La vida cama-sillón potencia cada uno de los síntomas de la enfermedad (rigidez, temblor de reposo, lentitud de movimientos, dificultades para tragar y articular palabra, estreñimiento, postura encorvada…).

PAUTAS PARA EL #YOMEQUEDOENCASA

¿Qué podemos hacer para mantenernos en forma? Lo más importante es mover cuerpo y mente.

Debemos insistir en la realización de ejercicios de coordinación (alternar las dos piernas, alternar los dos brazos, alternar brazos y piernas) en cualquier posición, adaptándonos a la necesidad del paciente (sentado, acostado, de pie). Una actividad esencial es caminar, subir y bajar escaleras, uso de bici estática, pedales…

Por otro lado, también es importante realizar ejercicios de flexibilidad y estiramientos de cuello, espalda, brazos, piernas… es importante luchar contra la rigidez.

No debemos dejar de lado los ejercicios de fuerza. Se ha demostrado que el entrenamiento de fuerza tiene importantes beneficios a cualquier edad y para cualquier patología, siempre adaptada a la condición de cada persona. Para ello podemos utilizar cualquier elemento que tengamos en casa: botellas de agua, kilos de alimentos… levantándolos al techo y a los lados, para realizar ejercicios de potenciación de brazos. Lo podemos combinar con ejercicios de fuerza en las piernas haciendo sentadillas suaves a la vez que trabajamos los brazos.

Ejercicios de motricidad fina y destreza. El temblor desaparece cuando se usan las manos, así que cualquier actividad vale (pintar, escribir, manualidades, cocina, juegos…).

Hacer ejercicios respiratorios para flexibilizar el tórax, respirar y hablar mejor. Un truco para trabajarlo, mientras se hacen otro tipo de ejercicios, es combinar la respiración con los esfuerzos, de tal manera que cojamos aire cuando alejemos las manos del cuerpo y lo echemos al acercarlas. Si estamos haciendo ejercicios de fuerza, podemos expirar al realizar el esfuerzo e inspirar en el tiempo de pausa. Además, se pueden realizar series de ejercicios específicos jugando a soplar una vela, un globo, una servilleta para moverla…o hacer series de respiración, inspirando lento y profundo, manteniendo el aire tres segundos y soltándolo lento. Antes de irnos a dormir es bueno realizar algunas respiraciones diafragmáticas para relajarnos, mejorar la ventilación y movilizar los intestinos para mejorar el estreñimiento. Para ello, al coger el aire intentaremos hinchar la barriga y al echarlo lentamente esconder la barriga. Nos ayudará además a oxigenar nuestro cuerpo y nuestro cerebro.

Ejercicios de habla. Por ejemplo, puede ser muy divertido hacer un karaoke en casa, cantar, tocar algún instrumento, llamar a los familiares…

Una recomendación imprescindible es escuchar música: música militar, clásica, con ritmo. La musicoterapia va muy bien para nuestro cerebro porque activa ciertas áreas que despiertan otras, con lo que los movimientos fluyen. De hecho, es una herramienta fundamental en el manejo del Parkinson, por lo que es importante que no la olvidemos en este periodo de confinamiento.

Muy importante es también la estimulación cognitiva, es decir la gimnasia cerebral. Es fundamental organizar nuestro cerebro, por los que los afectados deben jugar mucho en casa. ¿Y cómo? Pues realizando juegos de memoria, de razonamiento, de matemáticas, puzles…Si no tenemos recursos materiales, podemos encontrar muchos instrumentos digitales para ello.

¿Y con qué frecuencia se deben realizar estos ejercicios? Pues ahora no hay excusas… a diario. Y si es posible, se debe dividir el trabajo y hacer rutinas por la mañana y por la tarde para estar siempre activos.

Por supuesto, los afectados deben añadir las recomendaciones de otros profesionales sanitarios en torno a la alimentación, nutrición y tratamiento. No se debe olvidar tampoco aprovechar los beneficios del sol para la vitamina D que tanto tiene que ver con los huesos, pero también con el sistema inmunitario y con el sistema neurológico.

Desde el COFC se quiere recordar que cada paciente puede resolver dudas y recibir asesoramiento personalizado con su fisioterapeuta de referencia, ya sea en el ámbito público o privado. Además, desde el inicio del estado de alarma el colectivo está volcado en el teletrabajo realizando vídeos, tablas de ejercicios, llamadas telefónicas o videollamadas, para que sus pacientes estén atendidos y no se queden quietos en casa.

Para obtener ejemplos de rutinas y recomendaciones, los afectados pueden consultar, además, la web oficial del Colegio de Fisioterapeutas de Canarias (www.fisiocanarias.org/Covid19/Contenidos), donde podrán encontrar un amplio catálogo de ejercicios y pautas que pueden realizar con la seguridad de estar supervisados por un profesional de la salud. Estos recursos se van actualizando a diario y están siendo elaborados desinteresadamente por el colectivo de fisioterapeutas en el Archipiélago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario