Las bibliotecas municipales crean el concurso de relatos infantiles ‘Coronavirus, un final feliz’



Las bibliotecas municipales de la capital crean el concurso de relatos infantiles ‘Coronavirus, un final feliz’
Las bibliotecas municipales de la capital crean el concurso de relatos infantiles ‘Coronavirus, un final feliz’

El área de Cultura pretende aprovechar la escritura como herramienta para el pensamiento, expresión y creatividad

Las bibliotecas municipales de Santa Cruz de La Palma han puesto en marcha un concurso literario de relatos infantiles para que los más pequeños de la casa puedan ocupar su tiempo libre en el desarrollo de la escritura como una potente herramienta para el pensamiento, la expresión, la salud y la creatividad.


Esta iniciativa tiene por lema ‘Coronavirus, un final feliz’ y está dirigida a cualquier menor, siendo uno de los requisitos indispensables que en el relato aparezcan en algún momento los tres personajes protagonistas del concurso: Coro (figura masculina), Navi (femenina) y el pequeño Rus (niñ@), a los que se puede rodear de cualquier tipo de elemento o compañero de aventura. Cada participante sólo puede presentar un cuento, que no podrá excederse de tres folios.

El concejal de Cultura, Suso Nuño, ha hecho especial hincapié en las numerosas investigaciones y estudios que existen sobre “la escritura y sus beneficios para el estado de ánimo y la felicidad en términos de valor terapéutico”, sobre todo en lo que respecta al potencial de la ‘escritura expresiva’ para reducir los efectos de la ansiedad y “dar forma a las ideas”.

Las obras deberán ser remitidas antes del día 13 de abril al correo electrónico pfergarcía@hotmail.comen los formatos de Word, PDF, JPG, escrito a ordenador o una simple fotografía de un texto elaborado a mano. La historia podrá ir acompañada de ilustraciones o dibujos. La participación en este certamen implica la posterior publicación de los formatos en los medios que la organización estime oportuno.

La gestora de las bibliotecas municipales de Santa Cruz de La Palma, Pilar Fernández, ha destacado que “pretendemos a través de la escritura dar voz a nuestros sentimientos y emociones para la autogestión y el crecimiento personal, ayudando a vaciar nuestra mente, además de entretener, distraer, desapegar y ocupar y dar rienda suelta a nuestra imaginación e inventiva, siempre desde el positivismo”.

El jurado creado al efecto otorgará tres premios diferenciados y tres accésits en otras tantas categorías, valorándose el cuento más original, el mejor relato de transmisión de valores y aprendizaje, y la mejor narración redactada y óptima caligrafía. Los galardonados obtendrán un diploma acreditativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario