El Ayuntamiento articula medidas de seguridad y salud para poder abrir el cementerio municipal



El Ayuntamiento articula medidas de seguridad y salud para poder abrir el cementerio municipal
El Ayuntamiento articula medidas de seguridad y salud para poder abrir el cementerio municipal

El concejal de Servicios Públicos, Tony Acosta, destaca la singularidad del protocolo que se aplicará en el camposanto

La Concejalía de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma está articulando las medidas que son necesarias para poder abrir el cementerio municipal en el menor tiempo posible cumpliendo con todas y cada una de las recomendaciones de las Autoridades Sanitarias.


El concejal del área, Tony Acosta, ha manifestado que “la apertura del camposanto implica previamente llevar a cabo de forma escrupulosa una serie de acciones para garantizar en todo lo posible la seguridad y salud tanto de los trabajadores que desempeñan su labor en este recinto como también de los usuarios, sobre todo de aquellos que por su edad se encuentran en el grupo de riesgo por la pandemia sanitaria que nos afecta”.

Santa Cruz de La Palma, al igual que el resto de Canarias, se encuentra desde ayer lunes, día 11 de mayo, en la fase 1 de la desescalada, que debe desembocar en la nueva normalidad. Para ajustarse a las exigencias en este período se deberá proceder a la reducción del aforo del cementerio, establecer un número de trabajadores ajustado a las necesidades, disponer de suficientes productos de higiene y limpieza, determinar un nuevo horario de apertura, la desinfección de zonas comunes odelimitar el número de usuarios por cada patio donde se encuentran las tumbas y nichos, entre otras medidas de seguridad.

Los baños se encontrarán cerrados al público y tan solo estará abierta una puerta de acceso al camposanto para un mejor control del aforo. En el mismo sentido, se procederá a una nueva señalización ajustada al ordenamiento de uso del recinto.

Tony Acosta hizo especial hincapié en que “hablamos de una instalación con elementos de uso compartido, con unas peculiaridades muy concretas y en la que se realizan actividades diferentes que precisan de acciones ajustadas a cada caso. No es, por ejemplo, el mismo protocolo que se debe cumplir para las personas que van a poner flores a sus difuntos que las limitaciones establecidas para los entierros”.
El concejal de Servicios Públicos prefirió no dar una fecha concreta sobre cuándo se abrirá el cementerio. Y es que “lo primero es la seguridad y la salud de las personas, saber que el coronavirus sigue activo y que no podemos bajar la guardia”. De todas formas, aventuró que “si todo transcurre como hemos previsto, esperamos poder tener todo disponible y el protocolo en marcha para principios de la próxima semana”.

Por último, Tony Acosta ha destacado “la gran labor realizada por los floristas y marmolistas que durante el período de pandemia y aprovechando la autorización municipal, han podido llevar las flores y colocar las lápidas encargadas previamente por los familiares y amigos de los difuntos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario