El consejero Franquis acuerda con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana una reunión bilateral para relanzar el Plan de Vivienda



El consejero Franquis acuerda con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana una reunión bilateral para relanzar el Plan de Vivienda
El consejero Franquis acuerda con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana una reunión bilateral para relanzar el Plan de Vivienda

Sebastián Franquis, durante una reunión entre el Ministerio y las comunidades autónomas, informó que su Consejería prepara el lanzamiento definitivo del Plan de Vivienda de Canarias en el que se dará mayor consideración a la rehabilitación en su doble vertiente: impulsar la eficiencia energética y fomentar la accesibilidad

El consejero canario aseguró a los miembros de la sectorial que en las islas se han registrado casi 23.000 peticiones para las ayudas al alquiler a los afectados por el COVID-19, la cifra más alta de España, lo que acredita el daño económico que la crisis sanitaria ha causado en el Canarias.


El Gobierno regional plantea al Estado también la flexibilización y simplificación de las convocatorias de las futuras líneas de ayudas contempladas en el Plan de Vivienda

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, acordó ayer con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, celebrar en pocas semanas una reunión bilateral Canarias-Estado para relanzar el nuevo Plan de Vivienda de Canarias, un documento que la Consejería quiere presentar al Parlamento para activar las medidas que permitan iniciar la edificación y rehabilitación de varios miles de viviendas públicas en la presente legislatura.

Franquis acordó esta reunión en el marco de una vídeo reunión sectorial que congregó en la tarde de ayer a los responsables autonómicos de vivienda de toda España organizada por el Ministerio para planificar las diferentes actuaciones a poner en marcha para hacer frente, desde el punto de vista de la vivienda, a las necesidades de la población más afectada por la crisis económica generada por el COVID-19 o coronavirus. El consejero canario adelantó a sus compañeros del resto de comunidades que se prevé la aprobación y puesta en marcha próximamente de un nuevo Plan de Vivienda de Canarias que, como novedad, promoverá de forma destacada la rehabilitación tanto de las viviendas del parque público de la Comunidad Autónoma como de las privadas.

El objetivo del nuevo Plan de Vivienda de Canarias, además de la edificación, será el de impulsar un potente programa de rehabilitación con una doble vertiente. Por un lado, se quiere impulsar la eficiencia energética de los edificios y colaborar a mitigar la emisión de gases de efecto invernadero que producen las construcciones más antiguas, un objetivo que enlaza directamente con los criterios de la Estrategia Contra el Cambio Climática aprobada hace unos meses por el Gobierno canario. La segunda vertiente será la de fomentar y ampliar la accesibilidad en las edificaciones más antiguas. Esta apuesta por la rehabilitación se hace especialmente necesaria en Canarias, en donde hay censadas 1.045.000 viviendas en todo el Archipiélago con una antigüedad media de 40 años, lo que convierte al parque de viviendas público-privadas de las islas en uno de los más anticuados de España.

El consejero canario informó al resto de miembros de la sectorial que este nuevo Plan de Vivienda de Canarias será también uno de los ejes fundamentales del Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias firmado el pasado 30 de mayo. “El Plan de Vivienda será un revulsivo para crear empleo, en la nueva edificación y, sobre todo, en la rehabilitación que es dónde más trabajadores se contratan dentro del sector de la construcción”.

Desde el Ministerio se informó a las comunidades autónomas que el Gobierno de España prepara un nuevo y ambicioso Plan Estatal de Vivienda que se dividirá en dos: un Plan Estatal de Acceso a la Vivienda y un Plan Estatal de Rehabilitación. Este nuevo Plan estatal contará con más recursos de los aportados hasta ahora y al que Canarias va a sumarse como así lo propondrá en la próxima reunión bilateral. En ese foro también, la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda pedirá acogerse al Plan 20.000 con el que se financiará la construcción de viviendas en todo el país.

El consejero Franquis relató durante la reunión sectorial la especiales dificultades con las que se encuentran muchas familias canarias para hacer frente a los gastos de la vivienda habitual debido a la crisis económica actual y puso como ejemplo las 22.875 peticiones que hasta ayer había recibido la Consejería para las ayudas extraordinarias y urgentes activadas por el Estado para hacer frente a los estragos generados por el COVID-19, la más alta de España hasta la fecha ya que en Cataluña, por ejemplo, se han contabilizado unas 17.000.

“En Canarias, y en relación a la pandemia del COVID-19, tenemos unos magníficos datos sanitarios que nos sitúan en cifras similares a las de los países con menos incidencias de Europa como son Noruega y Finlandia, sin embargo, en términos socioeconómicos, los efectos de la crisis económica que ha causado esta pandemia han sido terroríficos en nuestra comunidad autónoma, ya que gran parte de nuestro PIB, dependiente de la industria turística, está paralizado”, explicó Franquis.

El responsable regional de Vivienda enumeró también los diferentes programas que se han activado desde el Gobierno canario para ayudar a los más afectados por la crisis económica y no dejar a nadie atrás. Entre ellas, recordó que el Ejecutivo ha eximido a más de 17.000 familias que viven en una VPO del parque público de pagar el alquiler desde el 1 de abril. También se ha impulsado en la última semana el pago de las ayudas ordinarias al alquiler para familias vulnerables del periodo 2018-2019. Además, desde 8 de mayo se activaron las ayudas al alquiler a los afectados por el COVID-19 con una dotación inicial de 5.3 millones de euros que el Gobierno canario incrementó un 51%, hasta los ocho millones.

“Afortunadamente, a diferencia de la crisis anterior, la de 2008, en esta crisis no se ven imágenes de familias desalojadas de sus hogares por no poder pagar su hipoteca o el alquiler y esto se debe a las medidas que hemos puesto en marcha las comunidades autónomas y desde el Gobierno de España, iniciativas como la paralización de desahucios, las ayudas a deudores hipotecarios, ayudas pago del alquiler, la prohibición de cortar el suministro de luz y gas a las viviendas”, incidió Franquis.

Por último, el consejero Sebastián Franquis solicitó a los responsables estatales de vivienda la flexibilización y simplificación de las convocatorias de las diferentes ayudas para las familias más vulnerables. “Durante la presente crisis Hemos impulsado también el pago de las ayudas ordinarias al alquiler, que se convocaron en 2018, y con un esfuerzo enorme en los últimos meses por parte de nuestros trabajadores para superar las dificultades burocráticas de este tipo de solicitudes, por eso es imprescindible que en el futuro Plan Estatal de Vivienda se flexibilicen y simplifiquen los procesos de las convocatorias”, afirmó el consejero, “el ejemplo a seguir es el de las ayudas al alquiler del COVID, que en Canarias hemos puesto en marcha con tramitaciones online y vía telefónica que nos han permitido sumar casi 23.000 peticiones en menos de un mes”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario