Todos los contratos de las páginas webs de Sodepal siguen el modelo implantado por Mariano Hernández Zapata en su etapa de consejero entre 2013 y 2015



Todos los contratos de las páginas webs de Sodepal siguen el modelo implantado por Mariano Hernández Zapata en su etapa de consejero entre 2013 y 2015
Todos los contratos de las páginas webs de Sodepal siguen el modelo implantado por Mariano Hernández Zapata en su etapa de consejero entre 2013 y 2015 - Jordi Pérez Camacho (Archivo)

Solo uno de los contratos con la empresa gestora ha sido firmado por Jordi Pérez Camacho

El contrato de la web de La Palma Film Commision, firmado el 22 de abril de 2015 siendo consejero delegado de Sodepal Mariano Hernández Zapata, con una empresa de un autónomo palmero, sirvió de modelo para los contratos del resto de páginas web.


“Cuando yo llegué a Sodepal, este contrato ya estaba firmado por el hoy presidente del Cabildo, la empresa funcionaba bien y era de un autónomo palmero”, explica. “Cuando los responsables de la Transvulcania Bike deciden hacer una página web, el técnico que llevaba este proyecto consideró adecuado hacerlo con la misma empresa y el contrato se firmó con su autorización el 14 de marzo de 2017 y lo mismo sucedió con el resto”.

El contrato con esta empresa para la gestión de la web de la Transvulcania Bike, del 14 de marzo de 2017, fue financiado por la consejería de Deportes y firmado por el técnico encargo del proyecto; el de IslaBentura, del 13 de junio de 2018, fue financiado por la Consejería de Turismo y firmado por el técnico encargado del proyecto.

El contrato de la web de La Palma Ecuestre, del 28 de noviembre de 2017, fue autorizado por el propio Jordi Pérez Camacho porque era un proyecto vinculado a su área.

Todos los contratos para páginas webs que dependían de Sodepal siguieron, por tanto, el modelo del primero de todos ellos, que fue autorizado por Mariano Hernández Zapata el 22 abril de 2015, siendo consejero delegado de Sodepal, para la gestión de la web de La Palma Film Commission, proyecto que dependía en aquel momento de la Presidencia del Cabildo.

El coste anual de cada contrato era de 500 euros, que se abonaban en un pago. Lo que la empresa estaba prestando, una vez creada cada web, era el mantenimiento por el que pasaba la factura en la fecha correspondiente de puesta de funcionamiento de cada página.

“Todos estos contratos contaban con el visto bueno de los técnicos que llevaban cada uno de los proyectos, tanto en el contenido como en la cuantía económica porque la empresa prestaba un servicio eficiente”, aclara el consejero.

En el caso de las webs de Transvulcania Bike, La Palma Ecuestre y La Palma Film Commission, al no haber comunicado Sodepal a la empresa, en el plazo legalmente establecido, que no quería continuar con el servicio, esta reclamó los pagos correspondientes en las fechas indicadas.

“El problema llegó cuando la empresa presentó las facturas le comunicaron desde la gerencia que no querían continuar con el mismo y que se negaban a pagar las facturas. Eso sí que nos parece una irregularidad”, señala Pérez Camacho.

Este procedimiento lo conocía perfectamente la gerencia, porque sí que comunicó en tiempo y forma a la empresa que no quería continuar con sus servicios para las webs del Love Festival y del propio portal de Sodepal, por lo que la empresa no pasó facturas de éstas.

“Además, todos los pagos de Sodepal se firmaban no solo por el consejero delegado, en este caso yo, sino también por el presidente del Cabildo, es decir, que tenían firma mancomunada, lo que garantizaba el control y la transparencia”, explica.

“¿A qué irregularidades se refiere la consejera Raquel Díaz? Porque los contratos de las webs siguieron el moldeo de gestión implantado por el que era consejero delgado de Sodepal y hoy presidente del Cabildo, Mariano Hernández Zapata, con el contrato de La Palma Film Commission”, pregunta Jordi Pérez Camacho.

“Lo que creo que sí es irregular es que una empresa con contrato, que presta un servicio, vaya a cobrar sus facturas y se le diga ahora que no se le pagan”, concluye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario