PP y PSOE votan en contra de un pacto de unidad por la educación en La Palma



PP y PSOE votan en contra de un pacto de unidad por la educación en La Palma
PP y PSOE votan en contra de un pacto de unidad por la educación en La Palma

CC planteó un pacto abierto a debate para empezar a trabajar junto a los ayuntamientos y la comunidad educativa

El grupo de Gobierno del Cabildo de La Palma, integrado por el PP y el PSOE, ha rechazado hoy en el pleno de la Corporación el Pacto de Unidad por la Educación en La Palma propuesto por Coalición Canaria. “Hemos presentado un documento flexible y abierto a las aportaciones que, ahora o en el futuro, quieran hacer todas las fuerzas políticas, las administraciones o los representantes de la comunidad educativa”, explica la consejera nacionalista Susa Armas.


“Presentamos un documento vivo, conscientes de que en algunos aspectos tenemos puntos de vista diferentes, pero convencidos de que no hay nada insalvable como para no poder llegar a acuerdos en beneficio de la educación en la Isla”.

“Por eso, nos ha sorprendido el tono de enfado en el que ha intervenido la consejera insular de Educación, Susana Machín, que ha interpretado la moción como un ataque a su gestión”, añade. “La consejera ha querido dar la sensación de que el Cabildo ya está haciendo todo lo que tiene que hacer y nosotros no estamos de acuerdo: hay muchas más cosas que, desde la Corporación, se pueden hacer por la educación en la Isla”.

El grupo de CC no entiende el rechazo del PP y PSOE al pacto de unidad abierto a las aportaciones de todos y que solo perseguía unir fuerzas para tener una voz más potente a la hora de reclamar medios y recursos para la educación en La Palma.

Tal y como señaló el grupo de CC en el pleno, el fin de curso ha sido caótico por la falta de instrucciones claras desde el Gobierno de Canarias; el inicio del próximo está aún envuelto en infinidad de incertidumbres; los ayuntamientos se enfrentan a obras de adaptación de los centros escolares sin saber aún lo que tienen que hacer y al refuerzo de los servicios de limpieza y todo ello sin contar con más recursos económicos. El confinamiento puso de manifiesto la gran brecha digital que existe en la sociedad canaria, determinada por razones económicas y también por un deficiente acceso a internet en muchas zonas de las islas.

Las familias, por otro lado, han tenido que seguir haciendo frente a los gastos que supone tener hijos estudiando fuera mientras que, al mismo tiempo, tenían que asimilar una situación de ERTE o de cierre de sus negocios.

Todas estas circunstancias, que parece que se van a prolongar durante el próximo curso, suponen un reto para muchos ayuntamientos y una clara situación de desigualdad para los estudiantes de La Palma que pone en riesgo su derecho a tener una educación de calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario