Agricultura prevé paliar la escasez de superficie cultivable con el impulso de las Directrices de Ordenación del Suelo Agrario



Agricultura prevé paliar la escasez de superficie cultivable con el impulso de las Directrices de Ordenación del Suelo Agrario
Agricultura prevé paliar la escasez de superficie cultivable con el impulso de las Directrices de Ordenación del Suelo Agrario

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, ha puesto de manifiesto la importancia de la elaboración de las Directrices de Ordenación del Suelo Agrario (DOSA) que realiza su departamento como “herramienta esencial para aumentar la superficie cultivable en las islas y resolver así uno de los grandes problemas del sector agrario en cuanto a la disponibilidad del suelo, que dificulta la puesta en valor de las actividades agrarias”.

La responsable regional del área señala que “los suelos agrarios deben ser reconocidos por sus capacidades productivas y por su contribución a la seguridad y soberanía alimentaria, pero también deben ser valorados por los servicios ecosistémicos que presta, como son las labores de polinización, el control de la erosión, la prevención de incendios, o el control de las inundaciones, entre otros.

En esta línea, apunta que “la superficie de suelo agrario, pese a ser un recurso fundamental, es limitada y se encuentra sometida a una creciente presión, por lo que este documento que estamos elaborando se antoja vital para promover el incremento del nivel de autoabastecimiento y reducir la dependencia del exterior, además de contribuir a la mitigación de los efectos del cambio climático debido a que son importantes sumideros de carbono”.

Vanoostende explica que para la elaboración del documento “se ha solicitado consulta a un total de 86 administraciones, organizaciones y personal público interesado, además de convocar a las cinco mesas de seguimiento de los trabajos de las DOSA, con los cabildos, organizaciones profesionales agrarias, colegios profesionales, FECAM, y la interdepartamental con la Consejería de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias”.

Asimismo, se ha llevado a cabo un proceso para fomentar la participación pública, explicando el documento y su alcance al sector, así como a los técnicos municipales, estableciendo una serie de charlas por todo el archipiélago.

Durante el estado de alarma se continuaron los trabajos de las DOSA, en concreto con la preparación de documentación sobre los usos complementarios establecidos en el artículo 61, de la Ley 4/2017, de 13 de julio, y con el diseño de un borrador de la aprobación inicial, que es la siguiente fase.

El plan actual prevé la aprobación inicial de las DOSA en el primer trimestre de 2021, y la aprobación definitiva a lo largo del 2022.

No hay comentarios:

Publicar un comentario