¿Está preparado el alumnado con sordera para el comienzo del curso?



¿Está preparado el alumnado con sordera para el comienzo del curso?

¿Está preparado el alumnado con sordera para el comienzo del curso?

Comienza el curso de un año completamente atípico, donde los imprevistos se presentan en cualquier momento. Sin embargo, las instituciones parece que solo se imaginan un escenario de presencialidad y la idea de un segundo confinamiento apenas se menciona.Esta previsible falta de planificación ante la posibilidad de un curso no presencial es lo que se quiere resaltar desde la Fundación Canaria para las Personas con Sordera y sus Familias-Funcasor, sobre todo para el alumnado con NEAE (Necesidades Específicas de Apoyo Educativo), para que no se repita la situación que se produjo en marzo de este año. Desde los centros educativos parece que solo se han preparado para el escenario de una absoluta presencialidad, con todas las medidas y protocolos establecidos, pero en el caso que tengamos que volver a confinarnos,desconocemos que haya un plan definido que tenga en cuenta al alumnado con NEAE y específicamente a la supresión de las barreras de comunicación con las que se encuentra habitualmente el alumnado con sordera.


La primera vez que el alumnado con sordera se enfrentóa la no presencialidad del sistema educativo junto con la no accesibilidad de los contenidos conjuntamente con la falta de información de qué era lo que realmente estaba sucediendo,generó una alta frustración en las familias y en el alumnado con NEAE y con el personal docente que tenía que reinventarse sin tener los medios técnicos, la formación y la planificación necesaria para llegar a la totalidad del alumnado.


Destacar que las familias experimentaron un abandono, es decir, que no fueron acompañadas en el proceso de asumir casi exclusivamente toda la educación de sus hijos e hijas, por lo que necesitan estar en continua relación con equipos preparados de profesionales y otras familias que estén en la misma situación. Asimismo, la vulnerabilidad social es otro imprevisto al que se enfrentó el alumnado con NEAE, que por ciertas circunstancias socioeconómicas no tenían los elementos precisos y necesarios para continuar con la enseñanza no presencial. Es de suma importancia que las familias tengan la facilidad de pedir ayuda, consejo u orientación cuando lo precisen.


¿Se ha reinventado el sistema educativo para responder a una no presencialidad teniendo en cuenta al alumnado con sordera? Existe una gran cantidad de dificultades que, a día de hoy, no tienen alternativas que aseguren la equidad y calidad de la educación de este colectivo. No importa que sea una discapacidad auditiva u otro tipo de discapacidad, todos tuvieron y tienen exactamente las mismas dificultades y todos los padres y madres piden las mismas soluciones. Esto hace pensar que no estamos ante un caso aislado, sino que en todas las situaciones se repite la misma problemática. Ha comenzado el curso y ni quiera se están cumpliendo algunas de las instrucciones con los centros educativos de la comunidadautónoma de Canarias para la organización y el desarrollo dela actividad lectiva, dictadas en la resolución conjunta de la dirección general de ordenación, innovación y calidad, y de la dirección general de formación profesional y educación de adultos.


Hay que tener en cuenta que en el comienzo de este nuevo curso la única posibilidad que se ha barajado es la presencialidad y no se ha tenido en cuenta un posible nuevo confinamiento, dejando al alumnado con NEAE desamparado por la falta de planificación de las instituciones. El proceso de enseñanza y la garantía de la equidad y calidad del sistema educativo para el alumnado con discapacidad es un problema muy grave que no estamos asumiendo en esta comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario