El Estado ha derivado a 6.000 migrantes llegados a Canarias en los últimos meses



El Estado ha derivado a 6.000 migrantes llegados a Canarias en los últimos meses
El Estado ha derivado a 6.000 migrantes llegados a Canarias en los últimos meses


El vicepresidente del Gobierno detalla en el Parlamento las últimas cifras del fenómeno migratorio en el Archipiélago

Rodríguez insiste en que las derivaciones son la respuesta a la crisis actual, al igual que lo fue en el caso de las dos anteriores


El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, reveló hoy en el Parlamento que el Estado ha derivado a territorio continental a 6.000 de los 12.0000 migrantes que han llegado a las costas del Archipiélago en los últimos meses.


Rodríguez, que compareció en la comisión parlamentar de Asuntos Europeos y Acción Exterior, precisó que aún quedan en Canarias 4.800 migrantes mayores de edad y 1.403 menores no acompañados.


El vicepresidente reiteró durante su intervención la necesidad de que las autoridades españolas y europeas refuercen las derivaciones de los migrantes hacia territorio continental, que es precisamente la aspiración última de quienes alcanzan las costas del Archipiélago y la única respuesta válida para hacer frente al incremento experimentado en los últimos meses


El vicepresidente alertó sobre determinados discursos políticos que escoden “bajos sentimientos” hacia unas personas que huyen de sus países a consecuencia de las guerras y de factores económicos agravados en los últimos años por la crisis climático y demandó una política supranacional responsable y decidida de apoyo en origen a los países africanos.


Rodríguez recordó que la Agenda 2030 de Objetivos para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas plantea entre sus metas el facilitar la migración y la movilidad ordenadas, seguras, regulares y responsables de las personas, incluso mediante la aplicación de políticas migratorias planificadas y bien gestionadas. “Ese es, sin duda, el camino más adecuado”, enfatizó.


Rodríguez indicó que las migraciones son consustanciales al ser humano y que no pararán en los próximos años, por lo que insistió en una solución que combine las políticas de cooperación al desarrollo, las medidas de control de fronteras y salvamento marítimo, una acogida digna y limitada a los migrantes y las derivaciones hacia el continente.


El vicepresidente subrayó que el fenómeno migratorio no acabará “ni con muros ni con barcos” sino con una estrategia internacional responsable y respetuosa con los derechos humanos y que, entretanto, la solución para territorios “escala” como Canarias es la derivación.


Precisamente, dijo Rodríguez, a través de esta vía se han podido controlar las otras dos grandes crisis migratorias vividas por Canarias, una entre los años 1999-2003, en la que llegaron 28.000 personas, y la otra, entre los años 2004-2008, en la que llegaron 85.000 personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario