El servicio de Teleasistencia Domiciliaria evita el aislamiento social de las personas mayores en La Palma



El servicio de Teleasistencia Domiciliaria evita el aislamiento social de las personas mayores en La Palma
El servicio de Teleasistencia Domiciliaria evita el aislamiento social de las personas mayores en La Palma


Un total de 320 personas mayores de la isla se benefician de este recurso social, a través de cual, en caso de emergencia o necesidad, pueden conectar con una central de atención de Cruz Roja, operativa las 24 horas de día; además de disfrutar de las actividades complementarias y visitas domiciliarias.


El servicio de Teleasistencia Domiciliaria de Cruz Roja Española cuenta actualmente con 140 usuarios y usuarias en los municipios de la Comarca Oeste de la isla de La Palma (El Paso, Los Llanos de Aridane, Tazacorte, Tijarafe, Puntagorda y Garafía) y 180 en los municipios pertenecientes a la Comarca Este (Fuencaliente, Breña Baja, Breña Alta, Villa de Mazo, Santa Cruz de La Palma, Puntallana, San Andrés y Sauces y Barlovento).


Cruz Roja ha sido pionera en la atención a las personas mayores a través de la Teleasistencia Domiciliaria. Como complemento al servicio, estas personas reciben a lo largo del año llamadas telefónicas de seguimiento y visitas a domicilio por parte de personal voluntario de la Institución, así como llamadas programadas desde la Central de Atención con el fin de recordar la toma de medicación, felicitar el cumpleaños, acompañar en soledad o dar apoyo ante procesos de duelo. El servicio está activo las 24 horas del día todos los días del año, proporcionando seguridad y tranquilidad no sólo a la persona usuaria, sino también a sus familiares.


Pero la Teleasistencia Domiciliaria no solo ofrece la movilización de los todos los recursos que sean necesarios en caso de emergencia, sino que Cruz Roja ofrece la posibilidad de que los usuarios y usuarias del servicio puedan participar en actividades complementarias. Este año debido a la crisis sanitaria se han tenido que adaptar a las medidas de seguridad todas aquellas actividades planificadas. 


Un gran porcentaje de las personas mayores padecen sentimiento de soledad lo cual es debido, en buena medida, a cuatro factores: falta de autoestima, no poder contar con nadie en caso de necesidad, alejamiento de la familia y bajo nivel de recursos económicos. El riesgo de aislamiento social que acompaña muchas veces a las personas de edad avanzada, se ha visto intensificado este año por la crisis sanitaria, por ello, se ha focalizado en trabajar las recomendaciones preventivas frente al COVID-19, basadas en la información facilitada por los organismos competentes en materia sanitaria, seguimiento y acompañamiento telefónico, el fomento de sus redes sociales y realización de actividades de ocio y tiempo libre cuando ha sido óptima su realización. De esta forma, Cruz Roja trata de mantener a estas personas activas y que formen parte de todo lo que acontece a su alrededor.


Gracias a la subvención del Cabildo Insular de La Palma, a través del proyecto de Potenciación del servicio de Teleasistencia Domiciliaria gestionado por Cruz Roja en la isla de La Palma, durante este año 2020, los usuarios y usuarias del servicio han podido disfrutar de un total de 14 actividades de ocio y tiempo libre, charlas/talleres, entre otras acciones.


“Con ello, y siguiendo todas las medidas de seguridad oportunas, hemos conseguido paliar la situación de aislamiento de muchas personas mayores, permitiéndoles afrontar los retos del envejecimiento”, explica la directora técnica de Cruz Roja en la comarca Oeste La Palma, Vanesa García.


“Asimismo, se ha disminuido el sentimiento de soledad, al contar con visitas domiciliarias y salidas programadas con su grupo de iguales, en su entorno comunitario”, añade Vanesa García. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario