El presidente del Cabildo y la consejera de Medio Ambiente mintieron para ocultar la sanción del Gobierno por el daño causado al yacimiento de Pinos Gachos



El presidente del Cabildo y la consejera de Medio Ambiente mintieron para ocultar la sanción del Gobierno por el daño causado al yacimiento de Pinos Gachos
El presidente del Cabildo y la consejera de Medio Ambiente mintieron para ocultar la sanción del Gobierno por el daño causado al yacimiento de Pinos Gachos - Susa Armas (Archivo)


Desde el 22 de diciembre, tenían conocimiento de la resolución sancionadora de la Dirección General de Patrimonio y lo ocultaron en el pleno de este pasado viernes cuando CC preguntó directamente por este asunto


El presidente del Cabildo, Mariano Hernández Zapata, y la consejera de Medio Ambiente, María Rodríguez, mintieron en el pleno celebrado este pasado viernes, 15 de enero, para ocultar la sanción de 262.500 euros que el Gobierno de Canarias ha impuesto al Cabildo por el daño que causaron las obras en el sendero GR-131 al yacimiento arqueológico de Pinos Gachos. El Gobierno ha sancionado, además, con la misma cantidad a la empresa pública Tragsa, ejecutora de los trabajos.


Según los datos suministrados a un medio de comunicación, el Cabildo recibió el 22 de diciembre la resolución sancionadora de la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Canarias. Sin embargo, Mariano Hernández Zapata aseguró a CC en el pleno de este pasado viernes, 15 de enero, que el Cabildo solo había recibido la comunicación del inicio del expediente sancionador, ocultando deliberadamente que el expediente se ha resuelto con una propuesta de sanción de 262.500 euros que fue comunicada al Cabildo el 22 de diciembre, con un plazo de 15 días para presentar alegaciones. “No sabemos, ni si quiera, si esas alegaciones se han presentado”, señala Susa Armas.


“En los últimos tres meses, el grupo de Coalición Canaria ha solicitado hasta en cuatro ocasiones toda la documentación relativa a este asunto y, especialmente, los informes que tendrían que haber elaborado las consejerías de Medio Ambiente y de Patrimonio sobre la afección al yacimiento, dada la importancia de los hechos denunciados por el Ayuntamiento de Tijarafe”, recuerda Susa Armas. “En el pleno del pasado viernes preguntamos también por el informe que el Cabildo estaba esperando del Gobierno de Canarias”.


Tanto el presidente como la consejera de Medio Ambiente negaron haber recibido el informe y ocultaron la sanción que ha impuesto el Gobierno de Canarias tanto al Cabildo como a Tragsa.


“No encontramos explicación para que un presidente que presume tanto de transparencia haya tratado de ocultar esta información, no solo a Coalición Canaria sino al Ayuntamiento de Tijarafe y toda la ciudadanía palmera”, asegura Susa Armas. “Y si ahora el presidente y la consejera alegan que desconocían la sanción, nos parece tanto o más grave porque es indicativo del descontrol interno que sufre el Cabildo”.


“También es muy llamativo que ni la Consejería de Medio Ambiente, que es la responsable de las obras en el sendero GR-131, ni la Consejería de Patrimonio Histórico, que es la que debe velar por la protección de los yacimientos de la isla, hayan elaborado en estos tres meses ni un solo informe sobre los daños causados en Pinos Gachos, que el propio Gobierno de Canarias en su resolución ha calificado como graves y muy graves”, añade. “La consejera de Patrimonio, Jovita Monterrey, ha intentado pasar completamente desapercibida en un asunto que afecta de lleno a su área de Gobierno”.


Se ha querido echar tierra sobre un asunto muy grave que ha puesto sobre la mesa la dejadez de varias áreas de Gobierno del Cabildo y la desprotección que sufre nuestro patrimonio histórico. Desde que se tuvo conocimiento de los daños en Pinos Gachos, las declaraciones y los pasos dados por las consejerías responsables han sido un despropósito tras otro, poniendo de manifiesto una incapacidad de gestión alarmante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario