Juan Ramón Felipe: “La baja inversión en carreteras en 2020 es muy preocupante, solo se gastaron 6 millones de 21”



Juan Ramón Felipe: “La baja inversión en carreteras en 2020 es muy preocupante, solo se gastaron 6 millones de 21”
Juan Ramón Felipe: “La baja inversión en carreteras en 2020 es muy preocupante, solo se gastaron 6 millones de 21”


Encima, ponen más dinero de remanente para no invertirlo


La baja inversión del Cabildo de La Palma en carreteras es altamente preocupante. La Consejería de Infraestructuras que dirige el socialista Borja Perdomo, solo gastó 6,7 millones de euros de los 21,7 que tenía presupuestados el año pasado para este fin. “No llevó a cabo ninguna de las grandes obras previstas ni tampoco las más pequeñas, dejando muchas partidas al 0% de ejecución, es decir, sin haber gastado ni un solo euro”, explica Juan Ramón Felipe, portavoz del grupo de Coalición Canaria.


La Consejería de Infraestructuras cerró 2020 habiendo gastado solo un 31,2% del dinero que tenía para las carreteras de la isla. “Son 15 millones de euros que no se invirtieron a pesar del pésimo estado de muchas de nuestras carreteras y es dinero que no llegó a las empresas de la isla en el peor año de crisis que hemos vivido”, añade.


El año pasado, el grupo de Gobierno presumió de incorporar algo más de 17 millones de euros del remanente al presupuesto inicial para carreteras. “¿De qué sirvió, si al final de todo un año solo fueron capaces de gastar poco más de 6 millones en total?”, pregunta Felipe. “A este grupo de Gobierno parece que lo que le gusta es acumular remanente para vender con notas de prensa que tienen más dinero, pero luego no hay ni interés ni gestión para que las obras salgan adelante”.


“Este año, volverán a anunciar de nuevo las mismas obras que anunciaron el año pasado y las partidas que no se gastaron en 2020 aparecen de nuevo en el presupuesto de 2021, cuando ese dinero podría haberse dedicado a otros fines si se hubieran hecho las obras cuando se tenían que hacer”, lamenta.


En marzo, las restricciones del Gobierno por la llegada de la pandemia paralizaron las obras públicas solo durante diez días. A partir de ese momento, las empresas de construcción de La Palma quedaron a la espera de que el Cabildo ejecutara obras para poder mantener el empleo. “Ya ese mismo mes de marzo, la paralización de la economía dejó en el paro a 600 personas en La Palma y la cifra no ha parado de crecer”.


“La pandemia, por tanto, no puede ser una excusa para este bajísimo nivel de ejecución porque, además, los funcionarios y el personal laboral del Cabildo siguieron teletrabajando durante el confinamiento”, advierte Felipe. “Aquí lo que ha habido es desinterés e incapacidad para gestionar un presupuesto que, precisamente por la crisis, tendría que haberse exprimido al máximo”.


No se gastó ni un solo euro de los 2,3 millones presupuestados para el tercer carril de la LP-3 a la salida del túnel viejo en El Paso ni tampoco se gastó un euro de los otros 1,9 millones que había para repavimentar la carretera de La Grama, por la que transitan a diario miles de vehículos.


También se quedó sin invertir el millón de euros para la carretera entre el túnel de La Galga y la rotonda de Los Tilos, así como los 4 millones presupuestados para la carretera del Roque de Los Muchachos.


La Consejería de Infraestructuras tampoco fue capaz de ejecutar obras mucho más sencillas como la repavimentación de Las Angustias a La Punta, presupuestada en poco más de 9.000 euros; la ampliación del Puente de San Blas, en Villa de Mazo (103.000 euros) o la travesía de Barlovento (352.000 euros), por poner algunos ejemplos.


“Todas estas partidas se quedaron al 0% de ejecución. No se gastó ni un euro, no se movió ni una piedra”, destaca Juan Ramón Felipe.


De los 2 millones de euros previstos para repavimentar la carretera de Los Tilos, solo han gastado poco más de 800.000; de los 418.000 euros para la repavimentación de la carretera del Zumacal solo fueron capaces de gastar 90.000 y, a pesar del mal estado general de las vías de la isla, han dejado sin gastar el 40% del dinero que tenían para acondicionamiento de carreteras.


“Aconsejamos a Borja Perdomo que dedique menos tiempo a criticar a la oposición y más tiempo a gestionar su área, por el bien de todos los que usamos a diario las carreteras de la isla y por el bien de la economía insular, ya que muchas empresas dependen de las obras públicas para poder crear puestos de trabajo”, concluye Juan Ramón Felipe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario