“Coco” y el fotorreportaje sobre la M.E.B. de Ángel Navarrete, protagonistas en Los Llanos de Aridane de la víspera del Día de las Enfermedades Raras



“Coco” y el fotorreportaje sobre la M.E.B. de Ángel Navarrete, protagonistas en Los Llanos de Aridane de la víspera del Día de las Enfermedades Raras
“Coco” y el fotorreportaje sobre la M.E.B. de Ángel Navarrete, protagonistas en Los Llanos de Aridane de la víspera del Día de las Enfermedades Raras


En un acto organizado por la Concejalía de Cultura de Los Llanos de Aridane y el Centro de Fotografía Isla Bonita, el fotoperiodista madrileño Ángel Navarrete ofreció en la tarde del pasado sábado, en el Centro Sociocultural de El Retamar, una charla en la que profundizó sobre una de las consideradas enfermedades raras, que ayer celebró su día internacional, el síndrome músculo-ojo-cerebro (M.E.B.).


Lo hizo a través de la historia de Ibrahim, “Coco”, y el trabajo que ha estado realizado en la última década sobre su vida, visibilizando con ello las dificultades del día a día de un niño cuya enfermedad conlleva la afectación muscular, graves malformaciones del cerebro y anomalías oculares convirtiéndolo, según Navarrete, en un “niño de seis meses encerrado en un cuerpo de uno de diez”.


A pesar de ello, “el niño es feliz”, según apunta el fotoperiodista, “el drama lo sufren sus progenitores”, aspecto que también queda reflejado en su trabajo, que actualmente lleva sin poder retomar a causa de la situación pandémica por la Covid-19, y ser “Coco” un paciente de riesgo, hasta el punto que “un simple resfriado le lleva más de un mes superarlo”.


Aprovechó el foro para establecer la diferencia entre ese proyecto, de carácter personal y de largo recorrido, en el que se permite la licencia de llevar al límite la técnica y experimentar; y “Hugo, la historia de un corazón”, donde trabajaba por encargo para un medio en la operación de trasplante de corazón que salvó la vida de Hugo, un niño canario de 10 años, donde sólo tenía una oportunidad para obtener el mejor resultado.


Y a criterio del Jurado de los Moscow International Foto Awards 2020, lo consiguió, pues fue primer premio en la categoría de ciencia en un certamen que dona una cantidad equivalente de los premios otorgados a proyectos de ayuda y cooperación.


Este acto se incluye en el programa que el Centro de Fotografía Isla Bonita y la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane han venido desarrollando desde el pasado año para el fomento de la fotografía en el municipio, en el que también está incluida la Escuela de Fotografía de Los Llanos de Aridane que tiene lugar cada sábado en el mismo Centro Sociocultural de El Retamar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario