José Adrián Hernández conoce la producción artesanal de Destilerías Aldea tras retomar este año la zafra de caña de azúcar



José Adrián Hernández conoce la producción artesanal de Destilerías Aldea tras retomar este año la zafra de caña de azúcar

José Adrián Hernández conoce la producción artesanal de Destilerías Aldea tras retomar este año la zafra de caña de azúcar


Este año prevén un incremento hasta los 300.000 kilos de caña, un aumento debido a que la anualidad anterior no hubo zafra


El vicepresidente del Cabildo de La Palma y consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Adrián Hernández Montoya, ha visitado las instalaciones de Destilerías Aldea, en San Andrés y  Sauces, en plena zafra de la caña de azúcar. Un cultivo “importante” en la isla que este año podría alcanzar una producción de unos 300.000 kilos en La Palma. Un incremento en relación a otras anualidades que responde al hecho de que en 2020, debido a las circunstancias derivadas de la pandemia, no se pudo realizar la zafra.


Hernández Montoya agradeció al responsable de esta empresa familiar, José Quevedo, la invitación para conocer la Destilerías Aldea en pleno proceso de producción artesanal, bajo el sello de una saga familiar históricamente vinculada al sector, al tiempo que lo felicitó por los avances realizados en la actividad sin perder las características que diferencian y hacen exclusivo a este producto de La Palma en un mercado cada vez más exigente.


“Hemos podido conocer de primera mano el proceso desde la molienda de la caña, la fermentación y destilación hasta alcanzar un producto final de reconocido prestigio que, durante sucesivas generaciones, ha producido la familia Quevedo”, indicó Hernández Montoya.


José Quevedo, por su parte, recalcó la tradición de más de 80 años de Destilerías Aldea, en los que ha sabido mantenerse fiel al proceso de elaboración establecido desde los orígenes, al tiempo que han puesto en marcha un proceso de crecimiento, marca y aumento de gama de productos. “Siempre manteniendo el mismo sistema artesanal de elaboración que los primeros maestros roneros de la casa pusieron en marcha”, añadió.


Un símbolo de la destilería es su alambique, que está considerado el más antiguo de Canarias, y que continuará en funcionamiento a pesar de que la empresa palmera va a dotarse de un nuevo destilador para obtener una mayor producción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario