Ayuntamiento ordena la suspensión de la actividad de compost que se desarrollaba en Triana



Ayuntamiento ordena la suspensión de la actividad de compost que se desarrollaba en Triana
Ayuntamiento ordena la suspensión de la actividad de compost que se desarrollaba en Triana


El estudio olfatométrico/químico que el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane encargó vigente el estado de alarma, para determinar el origen de los malos olores que se detectan en el entorno residencial de la planta de compostaje de la zona de Malpaís de Triana,  concluye que “los estudios realizados superan los correspondientes umbrales de percepción olfativa y por tanto, no funciona la instalación dentro de los parámetros de molestia social por olores mínima, aceptable o asumible”.


En consecuencia con lo concluido en el estudio,  el Ayuntamiento ordenó de forma provisional e inmediata la medida de suspensión y parada de la actividad, concediendo un plazo de audiencia a los interesados, decretando, con posterioridad, la iniciación de un expediente de revisión de oficio de la comunicación previa de inicio de actividad inocua para la actividad de acopios de tejidos vegetales y transformación de compost y el  mantenimiento de la medida, concediendo un plazo de dos semanas para el traslado del material que se encuentra en la instalación.


El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane ha manifestado repetidamente no disponer de los medios suficientes para el control ambiental de esta actividad, solicitando varias veces el apoyo del Cabildo Insular de La Palma y del área de Salud, pues a pesar de que la actividad posee un título habilitante (comunicación previa de inicio de actividad inocua), la misma se ha demostrado inadecuada. Las observaciones experimentales sobre el funcionamiento de la planta de compostaje confirman su ubicación incorrecta en relación a su entorno residencial más cercano, en las condiciones en las que se encuentra actualmente.


La contaminación por olores es uno de los problemas medioambientales menos regulados por la administración ambiental, por lo que desde el Ayuntamiento aridanense se decidió realizar esta investigación para clarificar la procedencia de los malos olores, atendiendo a criterios objetivos en base a estudios exhaustivos realizado en la zona y que han consistido en la cuantificación de los niveles de malos olores en inmisión y su valoración cuantitativa frente a los criterios de molestia/contaminación odorífera existentes, la identificación y cuantificación de los compuestos químicos responsables de los malos olores percibidos y de los posibles efectos perjudiciales para la salud y su valoración frente a los criterios de confort/salubridad de referencia y la elaboración de una categorización justificada de las opciones de futuro para el funcionamiento de la planta atendiendo tanto a la normativa municipal/autonómica/nacional como a las directrices europeas o MTD de obligado cumplimiento en 2022 y que concluye  que sólo existen dos posibilidades viables para que se pueda continuar con esta actividad industrial de compostaje: trasladarla definitivamente a una ubicación idónea o confinar totalmente la instalación.


Para la realización de estudio la empresa, SOCIOENGINYERIA, S.L. que cuenta con una avalada experiencia en todo el territorio nacional, ha utilizado un equipamiento técnico especializado en el ámbito del seguimiento medioambiental de olores. Un equipo técnico se desplazó a los puntos considerados como zonas afectadas de algunos barrios del municipio identificados como “zonas sensibles” donde se hicieron  comprobaciones a través de la técnica de análisis de olfatometría dinámica y con mediciones químicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario