Ángeles Fernández: “Lo único histórico en los Servicios Sociales del Cabildo es el abandono y la asfixia económica a las ONGs”



Ángeles Fernández: “Lo único histórico en los Servicios Sociales del Cabildo es el abandono y la asfixia económica a las ONGs”

Ángeles Fernández: “Lo único histórico en los Servicios Sociales del Cabildo es el abandono y la asfixia económica a las ONGs”


Las entidades que atienden a las personas con discapacidad y a personas en exclusión siguen sin recibir sus ayudas, mientras la consejera y el presidente presumen de sus políticas sociales


Mientras el martes, en rueda de prensa, Mariano Hernández y Nieves Hernández presumían de la política social del Cabildo, conocíamos los datos de Cáritas sobre la existencia de más de 400 familias en situación de extrema pobreza y 130 personas sin hogar en La Palma. Precisamente, el proyecto de Unidades Móviles de Atención en Calle (UMAC) de Cáritas para las personas sin techo es uno de los que se ha quedado sin ayuda del Cabildo porque el presidente y la consejera les han quitado la subvención directa, obligándoles a competir con el resto de entidades sociales para acceder a una ayuda.


Las ONGs que prestan atención en La Palma a personas con discapacidad, niños con necesidades especiales y personas en situación de vulnerabilidad siguen sin recibir, a fecha de hoy, el dinero que el Cabildo aportaba cada año para que pudiesen pagar a sus trabajadores y prestar sus servicios.


Ayer, el presidente Mariano Hernández y la consejera Nieves Hernández presumían de un convenio histórico con el Gobierno de Canarias, pero la realidad es que el convenio lleva funcionando desde 2018. “Fue histórico, pero hace 3 años, cuando el Gobierno de Canarias de Fernando Clavijo lo puso en marcha”, puntualiza Ángeles Fernández.


“Aquí, lo único histórico en los Servicios Sociales del Cabildo es el abandono y la asfixia económica a las entidades sociales”, añade.


Si el presidente y la consejera apostaran de verdad por las políticas sociales y por ayudar a la gente, se dejarían de tanta foto y se dedicarían a trabajar para pagar de una vez las ayudas a los 28 colectivos que desarrollan una treintena de proyectos sociales en la isla para atender a niños con necesidades especiales, personas con discapacidad auditiva, familias de enfermos de alzhéimer, personas con problemas de salud mental, mujeres con cáncer de mama, víctimas de violencia de género, personas sin hogar y a diferentes colectivos de personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad.


“Si de verdad les importaran las personas, no se habrían cargado una cosa que sí que era histórica: la política social del Cabildo de 20 años de apoyo directo y firme a estas entidades que, a día de hoy, no han cobrado sus ayudas por el empeño de Mariano Hernández y Nieves Hernández de acabar con las subvenciones directas”, reclama Ángeles Fernández. “Además, han incumplido su palabra de que la convocatoria de subvenciones por concurrencia competitiva estaría resuelta en enero y ya estamos en junio”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario