Sergio Rodríguez pide más medios para que los centros escolares puedan prevenir y atajar el bullying



Sergio Rodríguez pide más medios para que los centros escolares puedan prevenir y atajar el bullying

Sergio Rodríguez pide más medios para que los centros escolares puedan prevenir y atajar el bullying


El diputado palmero plantea la necesidad de revisar los protocolos ante el ciberacoso


Sergio Rodríguez ha pedido a la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias más medios para que los centros escolares puedan prevenir y atajar el bullying. El diputado palmero de CC ha lanzado esta petición en el Parlamento, ante la comparecencia de la consejera Manuela Armas.


“Tal y como nos trasladan los directores de los centros, los medios con los que cuentan para tratar el acoso escolar son insuficientes”, explicó Sergio Rodríguez, que planteó en su intervención la necesidad de que el Gobierno dote a los centros de recursos estables, como puede ser la figura del educador social, y que tome como ejemplo programas puestos en marcha por otras administraciones “como el de La Palma stop bullying, que inició el Cabildo en la pasada legislatura con actividades dirigidas tanto al profesorado como a las familias y al alumnado y que, además de obtener muy buenos resultados, fue reconocida a nivel nacional por ser una iniciativa innovadora”, explicó.


Hasta ahora, lo normal es que este tipo de situaciones de acoso se dieran principalmente en el patio, en los pasillos, en la entrada y salida de los centros o en el transporte, “pero como consecuencia de la pandemia, con las clases semipresenciales y los nuevos modelos de organización en los centros, a las vejaciones y amenazas a través de internet y de las redes sociales han crecido y son más complicadas de atajar”, explicó. “Esto requiere de la administración revisar los protocolos de acoso existentes en todas sus variedades y adaptarlos a la nueva situación surgida”.


Rodríguez hizo hincapié en que este tipo de violencia continuada afecta a la integridad física y psicológica de los afectados, pero es difícil de identificar porque ocurre siempre a espaldas de los adultos y suele imperar el silencio ante los padres y los profesores. “De ahí la importancia de contar con las herramientas y la formación necesaria para identificarla y atajarla”, insistió el diputado palmero.


“Es necesario incidir en la prevención y, si hay verdadera voluntad de la Consejería de Educación para afrontar este problema creciente, se requiere de más dotación horaria en los centros escolares que facilite la detección temprana de ciertas conductas y tratarlas adecuadamente, y también más formación para diferenciar entre el acoso escolar y otros problemas de convivencia y actuar en consecuencia”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario