El Ayuntamiento de Villa de Mazo, condenado a abonar más de 280.000 euros por vender en 2007 una parcela con vicios ocultos



El Ayuntamiento de Villa de Mazo, condenado a abonar más de 280.000 euros por vender en 2007 una parcela con vicios ocultos
El Ayuntamiento de Villa de Mazo, condenado a abonar más de 280.000 euros por vender en 2007 una parcela con vicios ocultos


La operación de venta fue realizada bajo el gobierno de Coalición Canaria al frente de la Corporación


El Ayuntamiento de Villa de Mazo ha sido condenado a abonar 288.138,39 euros por vender una parcela con vicios ocultos, operación que fue realizada bajo el gobierno de Coalición Canaria (CC) al frente de la Corporación en el año 2007.


La condena, que incluye el importe de la operación de venta más los intereses y gastos de demora, se refiere a la venta de una parcela de titularidad municipal con parte de las instalaciones del campo municipal de fútbol, con un vicio oculto que el grupo de gobierno de CC no dio a conocer al comprador.


En concreto, se trata de un trozo de terreno que mide 3.432 metros cuadrados, que contiene parte de las instalaciones del campo municipal de fútbol, con aparcamientos, acceso principal, canalizaciones eléctricas, torres de iluminación y parte de los accesos a las gradas.  El grupo de gobierno de aquel momento decidió poner a la venta la parcela y se formalizó escritura pública de compraventa el 17 de marzo de 2007.


En 2013, la empresa que adquiere la parcela formula una reclamación contencioso administrativa contra el Ayuntamiento de Villa de Mazo y ante el Juzgado de Primera Instancia de Santa Cruz de La Palma por responsabilidad patrimonial, alegando que, en el momento de la venta, la finca tenía un vicio oculto que el Ayuntamiento no le dio a conocer al comprador, es decir, que existía un recurso contencioso administrativo contra el plan de ordenación de 2004 que afectaba a dicha finca.


Dicho recurso fue publicado el 6 de octubre de 2005 (mucho antes de la formalización de la escritura de compraventa). Finalmente, el Tribunal Supremo declara nulo la revisión del plan general de ordenación en 2012 por la existencia de errores materiales de las normas urbanísticas. 


En 2017, el Ayuntamiento recibe la notificación de la sentencia del Juzgado de primera instancia, donde se falla desestimar la demanda interpuesta por la empresa que adquiere la parcela. Posteriormente la empresa remite un recurso ante la Audiencia Provincial, que en 2018 resuelve estimar el recurso interpuesto, condenando al Ayuntamiento a pagar a la empresa adquirente de la parcela la cantidad de 205.950 euros más los intereses. 


Recurrido en casación, el Tribunal Supremo inadmite el recurso y es cuando se produce la notificación al Ayuntamiento de Villa de Mazo, con fecha 18 de mayo de 2021, donde se comunica la condena y la obligación de abonar que supera los 288.000 euros, ya que incluye los intereses (61.000 euros) y la tasación de costas (21.188,39 euros).


La actual alcaldesa del municipio, Goretti Pérez Corujo, lamenta todo lo sucedido y considera que es consecuencia de la forma de gestionar de Coalición Canaria, sin rigor y causando un grave quebranto a las arcas municipales y, por extensión, a todo el municipio y sus habitantes.


Goretti Pérez Corujo señala que, tras todo lo vivido durante el último año con la pandemia y el deterioro de la estructura económica, esta venta realizada bajo un gobierno de CC supondrá “un esfuerzo económico para la administración, pero que asumiremos como hasta ahora hemos venido haciendo con responsabilidad”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario