Gabriel Mato consigue que el Consejo acepte su propuesta de asignar más cuotas de atún rojo a la pesca artesanal a pequeña escala



Gabriel Mato consigue que el Consejo acepte su propuesta de asignar más cuotas de atún rojo a la pesca artesanal a pequeña escala
Gabriel Mato consigue que el Consejo acepte su propuesta de asignar más cuotas de atún rojo a la pesca artesanal a pequeña escala


El Parlamento Europeo, Consejo y Comisión llegaron ayer a un acuerdo sobre el Reglamento que fijará a partir de ahora el plan de gestión plurianual para el atún rojo del Atlántico Oriental y el Mediterráneo, y en el que, a propuesta del Parlamento Europeo, liderada por el eurodiputado popular Gabriel Mato, reconocerá expresamente la obligación de “tener en cuenta las características y necesidades específicas de la pesca artesanal a pequeña escala”.


“Este es un acuerdo histórico”, señaló Mato nada más concluir la reunión, “ya que se ha logrado que las tres instituciones europeas se pongan de acuerdo sobre unos criterios que, en principio, el Consejo rechazaba de plano”.


El nuevo compromiso alcanzado entre los colegisladores está basado en un acuerdo previo ya conseguido por el eurodiputado palmero en 2016, cuando el Consejo aceptó por primera vez otorgar una importancia especial a la pesca tradicional y artesanal, y dar un paso más en la Política Pesquera Común (PPC) que hasta entonces solo requería que los Estados Miembros utilizaran criterios transparentes, pero sin favorecer la pesca artesanal.


Durante mucho tiempo, el Consejo se mantuvo inflexible a las enmiendas presentadas por la Eurocámara en favor de la pesca artesanal a pequeña escala, defendiendo sus prerrogativas en cuanto a la asignación de cuotas a sus pescadores. Por eso, “el nuevo texto acordado, si bien podría haber sido aún más ambicioso -reconoce Mato-, es sin duda, un buen paso hacia una mejor participación para la pesca artesanal a pequeña escala”. 


Progresivamente, y con mucho trabajo, “se ha logrado ahora sentar unas bases sólidas para la consideración especial y el tratamiento privilegiado” en la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) de la pesca artesanal a pequeña escala, “intrínsecamente vinculada a las radiciones y costumbres de las zonas y comunidades costeras que son dependientes de la pesca”.


“Esto tiene un valor social inestimable que debe ser además de reconocido, recompensado”, explicó Mato. Más aún si se tiene en cuenta que “el estado actual de la población ya no parece exigir las medidas de emergencia incluidas en el primer plan de recuperación del atún rojo en 2006, cuando los stocks estaban en muy mal estado. ICCAT así lo ha reconocido también en su actual plan de ordenación plurianual, que debe ser transpuesto a la UE”. 


“No podemos olvidar que la gestión de las poblaciones de atún rojo es una historia de éxito gracias a los sacrificios del sector. Tan importante es imponer recortes a las cuotas cuando sea necesario, como recompensar a los pescadores por sus esfuerzos, aumentando las cuotas, cuando las poblaciones están en buena forma”, reconoció el diputado popular.


Eliminación de obstáculos para la pesca artesanal y pequeña escala


Con todo, el texto final contempla la consideración de que la Unión y sus Estados Miembros deben esforzarse por promover las actividades de pesca costera y el uso de artes y técnicas de pesca selectivas con un impacto medioambiental reducido, e incluye la necesidad de eliminar cualquier obstáculo en la participación de los buques artesanales y de pequeña escala en la pesca de atún rojo. En ese sentido, “serán los propios Estados Miembros los encargados de realizar los esfuerzos necesarios para garantizar una distribución justa y transparente de las oportunidades de pesca entre las flotas de pequeña escala, artesanales y grandes”, ha puntualizado el diputado. 


Del mismo modo, y a partir también de ahora, serán los Estados Miembros los encargados de asignar una cuota sectorial específica para los buques de pequeña escala. Para ello, “cada Estado tendrá que distribuir de forma equitativa las cuotas nacionales entre los distintos segmentos de la flota, utilizando criterios objetivos que no pierdan de vista la naturaleza medioambiental, social y económica; presten una atención especial a la pesca tradicional y artesanal, y ofrezcan incentivos a los buques pesqueros de la Unión que desplieguen artes de pesca selectivos o utilicen técnicas de pesca con un impacto medioambiental reducido”, ha finalizado Mato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario